Universidad Interamericana > Blog > ¿De verdad estás buscando trabajo correctamente?

Antes de empezar a preparar el currículum, es importante sentarse a reflexionar sobre lo que hemos hecho, nuestros objetivos o lo que nos hace diferentes. Y no dar la espalda a canales tan importantes como la red de contactos, las redes sociales, los headhunters o las páginas de empleo de las empresas, aconseja Karina Pérez, experta en reclutamiento.

El año 2020 trajo consigo un mercado de trabajo bien complejo. Lamentablemente muchos profesionales perdieron sus trabajos durante este periodo, y a diferencia de lo que habíamos visto en el pasado, esta vez, el mercado no ofrecía nuevas oportunidades a la velocidad que permitiera a esas personas reubicarse laboralmente.

Pero hemos visto a partir de octubre del año pasado, un despertar de oportunidades, quizás no estamos todavía en un periodo normalizado de empleo pero si vemos mucho más interés de volver a contratar y se siente más movimiento en el mercado de trabajo. Lo que, si es verdad, es que es un mercado muy competitivo, pues entre las personas que están en transición y están buscando activamente, se suma un importante grupo de candidatos que aunque están con trabajo, están abiertos a buscar nuevas oportunidades. Así que, como candidato, hay que estar bien preparado para hacer frente a este proceso de búsqueda y lograr la meta, conseguir ese próximo trabajo.

Ahora bien, el proceso de búsqueda es eso, un proceso, que empieza cuando tomamos la decisión de partir esta tarea en forma constante hasta llegar a la meta. Lamentablemente, no sabemos cuánto tiempo nos tomará, podemos demorar más o menos, dependiendo de cómo esté la demanda en perfiles como el nuestro, nivel de renta, años de experiencia, etc. Podemos tener como referencia algunos promedios de mercado, pero podríamos demorar más o menos, es sólo un indicador. Lo que también sabemos es que, si hacemos un buen trabajo de búsqueda, deberíamos conseguir el resultado que esperamos, eso quiere decir, obtener un nuevo empleo.

Quiero compartir con Uds. entonces los que considero son los pasos que debemos seguir cuando nos damos a la tarea de buscar una nueva oportunidad de trabajo.

El Paso 1 es la Planificación y Reflexión 

La mayoría de las personas parten armando el CV y mandarlo por email a cualquier trabajo que parece interesante. Pero realmente el primer paso debiese ser sentarse a reflexionar sobre lo que hemos hecho, nuestra experiencia, y mis sueños y objetivos para los próximos años. El pensar mejor sobre dónde están mis mejores habilidades, qué me hace diferente, a quién le puede interesar el mix de experiencia que tengo, puede ayudarme a definir mejor lo que necesito buscar o lo que puede ser interesante seguir en mi búsqueda.

Además, necesito considerar mis intereses, aspiraciones y objetivos profesionales. Con todo eso en mente, es que realmente puedo sentarme a escribir mi CV y escoger la mejor estrategia de búsqueda para mi perfil y lo que estoy buscando.

En esta etapa debería tener respuestas para las preguntas de en qué tipo de empresa me gustaría trabajar, en qué tipo de área, qué tipo de trabajo me gustaría desarrollar, dónde quiero estar en los próximos 5 años, qué cosas me gustaría aprender.

 El Paso 2 es Escribir el CV 

Y este paso, aunque comienza ahora, es un paso permanente, pues puedo trabajar el CV a lo largo de mi proceso, siempre puedo encontrar mejoras que le puedo hacer a través del tiempo.

El CV sigue siendo la carta de presentación en los procesos de selección. Pero cada vez vemos más que soliciten por ejemplo videos resumidos de la experiencia o videos que respondan unas preguntas específicas para el cargo al que se postula. Así que no está de más, practicar hacer un video pues podemos encontrarnos con tener que hacer uno en corto tiempo.

Otra cosa que empieza a ser común es usar nuestro perfil de LinkedIn como complemento a nuestra postulación a un cargo, así que también debiésemos trabajar en el contenido que tenemos en LinkedIn.

Asimismo, si usaremos portales de búsqueda, necesitaremos llenar o actualizar nuestra información y subir un CV actualizado a nuestro perfil.

Con esto en consideración, aquí van algunos tips importantes para construir tu CV:

1.     Menos, es más, mantener un diseño o formato sobrio, lo hace más fácil de leer

2.     2-3 páginas es lo máximo que deberías tener. Para personas con menos experiencia, lo máximo sería entre 1 y 2 páginas

3.     Que tenga el nombre y los datos de contacto

4.     Que tenga un resumen inicial donde se pueda dar cuenta del perfil general, experiencia, background y habilidades clave

5.     Contar desde la experiencia mas actual hacia lo más antiguo

6.     Que la gramática sea perfecta

Pero el dato o tip más importante que les puedo dar es este: desarrolla tu CV pensando qué de tu experiencia pasada es lo interesante para lo que quieres hacer a continuación. Así que, en lugar de narrar una historia perfecta de tu experiencia pasada, deberías destacar las cosas, actividades, logros, experiencias, que son relevantes para lo que estás buscando ahora. De tal forma, que la persona que esté leyendo tu CV, le haga sentido con respecto a lo que están buscando y tengas más oportunidades de conseguir interés en tu perfil y lograr una entrevista.

 El Paso 3 es Definir los Canales de Búsqueda

Dependiendo de nuestro nivel de experiencia, y background, algunos canales pueden ser más efectivos que otros pero, de todas formas, en canales no podemos escatimar cuando se trata de buscar oportunidades, así que tenemos que ampliarnos a usar cada uno de ellos para darnos el chance de poder abarcar la mayor cantidad de opciones disponibles en el mercado.

Así que aquí va la lista de Canales a considerar:

1.     Red de Contactos: este es un canal que todos debiesen usar. Se trata de hacer uso de nuestra red de acceso para llegar a potenciales empleadores, y poder tener oportunidades donde lleguemos referidos o recomendados para el trabajo. Ahora bien, ya he hablado de Red de Contactos en otras columnas, y puedes buscar información allí, puesto que este punto es relevante no solo de cara a conseguir trabajo, sino también de desarrollar nuestra carrera profesional. Así que, si estás leyendo esto, y eres de los que estás partiendo a trabajar tu red, dale la importancia que tiene de aquí en adelante, te hará mucho más fácil el avance en tu carrera.

2.     Los Headhunters: hay muchas consultoras de empleo y todas son diferentes. Están segmentadas por tipo de industrias, profesiones, experiencia, etc. Entonces no necesariamente todos te van a funcionar, tienes que buscar cuáles empresas o personas podrían realmente representarte en el mercado y tener oportunidades para ti. Luego hay que contactar, buscar una introducción a través de la red para tener una entrevista y poder participar de las oportunidades que ellos puedan tener.

3.     Target List: en base a mi propuesta de valor, que definí en el Paso 1. Debiese tener claro cuáles son el tipo de empresas o industrias donde mi experiencia hace sentido o sería más valorada. Haciendo una lista de esas posibles empresas, puedo definir cuáles me interesan y hacer una llegada directa, buscar oportunidades directamente con ellos.

4.     Redes Sociales: Hoy tenemos oportunidades en canales con las redes sociales, dependiendo de mi profesión y nivel de experiencia, podría encontrar en LinkedIn, Facebook o Instagram oportunidades que empresas postean por si mismas o que otras personas comparten. Asimismo, algunos grupos de WhatsApp especializados podrían tener acceso a ofertas o información de mercado

5.     Páginas de empleo: Existen páginas especializadas de empleo donde las empresas pueden postear sus ofertas y los candidatos, pueden buscar y filtrar oportunidades de trabajo.

La verdad es como cuando estamos buscando trabajo, nos sabemos qué canal será más efectivo, debemos hacer un trabajo en todos ellos y luego ir siendo un poco más específico viendo los resultados obtenidos en un periodo de tiempo. Pero no descarten canales al principio.

 El Paso 4 es Preparar el Proceso

Una vez que ponemos en marcha los canales para la búsqueda de trabajo, empiezan a aparecer oportunidades que pueden ser interesantes para nosotros. Es importante en esta etapa, estar atento a contestar el teléfono, revisar nuestros emails y redes sociales, la idea es poder conectar con un posible empleador en forma inmediata.

Prepárate para tener una conversación inicial sobre ti, sobre lo que estás buscando y tener una idea de tu expectativa de renta. Para esto te dejo como ayuda, nuestra guía salarial que hacemos todos los años en Robert Half, aquí te dejo el link de nuestra versión para el 2021.

Es importante también practicar o preparar la entrevista. Una preparación y planificación son claves para tener buenos resultados. Lee todo lo posible sobre la empresa, el tipo de rol y las personas o personas con las que tendrás contacto. Todo esto te permitirá sentirte más seguro, estar mejor preparado para tus respuestas, y poder hacer buenas preguntas al entrevistador.

La preparación siento que es clave si queremos dar lo mejor de nosotros en el proceso, sobre todo en este mercado competitivo que estamos viviendo. En los tiempos que vivimos, es posible que todo o gran parte del proceso se haga en forma remota, así que es importante practicar la tecnología, escoger el lugar, la luz y la presentación personal. Todo es importante para dar una buena impresión.

Prepara cada etapa y cada interacción como una evaluación, no relajes el trabajo y seguimiento, cada etapa te permite avanzar y, con eso, poder llegar a la meta.

Y al mismo tiempo, date el tiempo durante el proceso de reflexionar si es el tipo de trabajo y empresa donde te gustaría trabajar, si te puedes imaginar trabajando con ese equipo y con los desafíos que tienen en ese momento. No sólo la empresa es la que decide si tú eres la persona que les gustaría tener en su equipo, tú también decides si es lo que quieres hacer o no a continuación.

El Paso 5 es la Carta de Oferta

Una vez que el proceso se desenvuelve, puede llegar el momento de negociar una oferta de trabajo. Lo ideal es que el tema de las expectativas de renta ya se haya conversado previamente, de tal forma que a la hora de recibir la oferta, la empresa tenga una relación de valor con respecto a lo que necesitarías recibir para llegar a un acuerdo económico.

De todas formas, aún con las cosas conversadas, pueden salir dudas, o cosas inesperadas a la hora de negociar en esta etapa final. Si todo está de acuerdo con lo que se esperaba, lo ideal es dar una respuesta lo más rápido posible, pues se entiende que la persona ya tuvo chance durante el proceso de evaluar el cargo y la empresa, si la oferta está acorde, la empresa espera ver interés del candidato en ellos.

Por el contrario, si hay cosas que negociar en la oferta, es importante hacer una lista, priorizarla e ir a negociar. Es muy posible que no podamos recibir todo lo que esperamos en esa negociación, así que hay que saber cuáles son las cosas negociables y las que son fundamentales para aceptar la oferta; de tal forma tener espacio para la negociación también. Esto es importante hacerlo con respeto y paciencia, esperando recibir una respuesta favorable.

Espero les sirva en su búsqueda de nuevas oportunidades de cara a este 2021.