.

.


DEPORTIVAS   

 

 

 

La competitividad en destinos turisticos

Domingo, 17 de Septiembre de 2017

El trmino competitividad refiere al buen aprovechamiento de los recursos de un sitio, una persona, producto y/o servicio; ser competitivo en cualquier rea requiere estrategias que permitan denotar un factor diferenciador, dar un valor agregado a la propuesta en marcha.

 

En el rubro turstico, sin duda alguna, se requiere tambin dar un “twist diferenciador” dentro de los destinos; para comprender un poco ms acerca del cmo es que esto se puede lograr, en primera instancia sera indispensable entender la manera en la que se compone un destino y los elementos de este.

 

A grandes rasgos, un sistema turstico, est compuesto por una estructura, en esta es posible identificar recursos tursticos, estos pueden ir desde elementos tangibles como lo son sitios con valor histrico, reservas naturales, construcciones, etc.; por otra parte, se encuentran los elementos intangibles, como lo son la gastronoma, expresiones de arte o folclore e incluso tradiciones. La estructura es la base del sistema, en este tambin es indispensable contar con sitios que den hospitalidad a los turistas, como lo son hoteles, restaurantes, albergues, entre otros; sin embargo, para que este sea eficaz, debe contar con infraestructura turstica, es decir, las vas de comunicacin y acceso al sitios, as como con servicios pblicos que van desde alcantarillado, alumbrado pblico, red telefnica, por poner algunos ejemplos. Por ltimo, la funcionalidad del sistema depende de la sper estructura del mismo, lo que conlleva a la creacin de leyes, normas y organismos gubernamentales que regulen su actuar.

 

Una vez que se ha analizado la estructura del sistema turstico, es posible entonces saber que para que un destino sea competitivo, los elementos anteriormente sealados, deben trabajar de mantener integral y ptima. Cabe destacar, que no se trata de tener construcciones de lujo ilimitado, como sucede en destinos de gran turismo como los es Dubi, lo que en realidad se debe hacer, es aprovechar los elementos de este sistema y diversificarlos de tal forma que puedan llegar a distintos pblicos, cautivndolos sin perder la esencia del sitio en cuestin.

 

Dubi es el claro ejemplo de lo que puede llegar a ocurrir en un destino que va de la mano con aquel refrn que dice: “No todo lo que brilla es oro”; si bien, el pensar en la ciudad emirati, lleva a la mente los mejores lujos del mundo y las ms altas clases sociales del planeta. Siendo el lugar que alberga los hoteles ms excntricos y caros del mundo, ha llevado a destruir parte significativa de la flora y fauna de la regin, causando un alto porcentaje en contaminantes, ello dado a toda la “vida artificial” que han tenido que desarrollar. ¿Qu tan comn es mantener una temperatura cordial en un desierto de ms de 40 grados centgrados?, construir habitaciones submarinas sin “invadir la fauna”.

 

Claramente, el mantenimiento y principalmente los costos para la construccin de complejos de la magnitud del Bur Al Arab (hotel ms caro y lujoso del mundo) son cifras multimillonarias, lo cual responde el por qu es tan selecto el destino, donde es posible encontrar evidentemente desde construcciones, estilos de servicio, etc. que dan una gran ventaja competitiva y un factor diferenciador bastante incuestionable en comparativa con otros destinos; sin embargo, no se trata nicamente de inversiones millonarias, construcciones opulentas o sobre explotacin humana. La competitividad, requiere de analizar los recursos existentes y enfocarse a su potencializacin; mas no explotacin de estos.

 

Desde rutas gastronmicas, actividades socioculturales, animacin turstica, aadiendo un servicio gentil, clido, son elementos que sin duda alguna podran dinamizar un destino. Casos como lo son Isla Riesco, en Chile, en donde incluso se ha podido aprovechar el ganado, haciendo de este un “atractivo”, turismo negro, en panteones europeos en donde se relatan historias que entre suspenso y terror cautivan la atencin de la gente o bien, exquisitos tours en donde el paladar puede deleitarse de distintos tipos de aceites de olivo, quesos y vinos a travs de la Toscana italiana, son ejemplo claro de que la competitividad de un destino no va en funcin de las grandes inversiones sino de la creatividad y el aprovechamiento de todo aquello que hay alrededor.

 

Sin lugar a dudas, Mxico cuenta con bastante material para generar ese grado de atraccin en sus destinos y por ende posicionarlos de manera competitiva, nicamente se trata de desarrollar ese pensamiento estratgico que permita el aprovechamiento de los recursos de una manera dinmica, fresca, entretenida. Analizar de manera consciente la estructura turstica existente y ver qu mejoras son las necesarias en ella para su disposicin benfica y la diversificacin de los productos tursticos existentes. Salir de la cotidianidad de los tours en donde difcilmente llegan a atrapar la atencin del turista; mostrar las ciudades para enamorar a la gente de la cultura, arquitectura, costumbres, gastronoma. Transmitir el turismo a travs de los sentidos podr hacer que los turistas vivan experiencias inolvidables, quizs podr ser clave para comenzar a hacer turismo competitivo en un Mxico tan desaprovechado en materia turstica.

 

Rosalba Jaime / Universidad Interamericana

Conoce ms sobre Turismo

Leído 5852 veces

 

 


     
     
X
la inter

¿Quieres más información?
Completa el formulario y te contactarémos.

 

Al enviar acepto
términos y condiciones

X
la inter

¿Quieres más información?
Completa el formulario y te contactarémos.

 

Al enviar acepto
términos y condiciones

X



X
X

Los campos marcados con ( * ) son obligatorios.