MÉXICO TURÍSTICO.

Biotecnología

 

A partir del reconocimiento de la cocina mexicana como legado inmaterial de la humanidad, según la Organización de las Naciones Unidades para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), ascendió el interés mundial por conocer la gastronomía del territorio mexicano. En la actualidad existen 18 rutas gastronómicas que ubican a México en los primeros sitios de viajes culinarios, por lo que se prevé un incremento en este rubro.

México se consolida como uno de los destinos más importantes de turismo gastronómico a nivel mundial y segundo en Latinoamérica .En el  país detectamos que nuestros huéspedes manifiestan gran interés por la cocina local e insumos comestibles regionales. Existe un verdadero interés culinario por este lugar, insiste el directivo.

De acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el 25%  de los viajeros consideran la comida en el momento de decidir un destino, y el 58% está interesado en hacer un viaje gastronómico.

De acuerdo a la Secretaría de Turismo, los destinos de sol y playa en México juegan un importante rol en el turismo gastronómico porque Cancún, por ejemplo, está dentro de la atractiva ruta de los ingredientes mestizos del Mayab, mientras Ixtapa es uno de los principales exponentes de la riqueza culinaria marina. Expertos en viajes señalan que para incrementar el interés de un destino gastronómico conviene difundir su historia, usos y costumbres, sus comidas típicas, las recetas populares, los circuitos gastronómicos y dietas especializadas, así como entrevistas con cocineros locales famosos y ventas relacionadas con la comida.

El turismo gastronómico es una vertiente que el país puede aprovechar muy bien y se trata de una especialidad en viajes altamente rentable, pues el turista gastronómico participa de las nuevas tendencias del consumo cultural, es un viajero que busca la autenticidad de los lugares que visita, le preocupa el origen de los productos y reconoce el valor de la gastronomía como medio de socialización, como espacio de convivencia y de intercambio de experiencias.

En general,  el turista gastronómico consume por encima de la media, exige y valora y rechaza la uniformidad.   ”Clases socioeconómicas A, B y C+,   valoran la oferta gourmet, variedad  y presentación de los platillos en los que piden la frescura y autenticidad de platos  de la región, además de propuestas internacional.

El directivo menciona que es importante ahondar en las raíces gastronómicas y remitirse a los orígenes pero también generar la cocina de fusión que enriquece la oferta contemporánea y crea la nueva cocina mexicana.

Es importante favorecer  el desarrollo o el renacimiento de cocinas regionales  y gastronomía sostenible, pero también  la creación de nuevos platos y multiculturalidad para enriquecer la oferta gastronómica, dijo el directivo de los resort que crearon los conceptos de buffet inclusive, en los que aportan una gran variedad de frutas, verduras y consumibles locales además de una extensa selección de platos regionales e internacionales.

El mercado turístico es muy selectivo y los visitantes ahora buscan cosas típicas, originales, distintas, cosas que puedan presumir en sus lugares de origen, y el sector gastronómico no puede quedarse al margen del comportamiento global del turista, y nos obliga a nosotros a buscar lo original, rescatarlo, quizá imprimirle el sello de la modernidad y ofrecerlo con una amplia gama de posibilidades para el turista.

Por: CHEF OSKAR ALDUICN GARCIA-

BIBLIOGRAFÍA.

HISTORIA, TURISMO Y COSTUMBRES DE MÉXICO. ANA LUISA SAENZ 2015.

http://www.sinembargo.mx/15-06-2013/652113.

 

(Visited 51 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *