BASE MOLECULARES DEL CÁNCER

Biotecnología, Nutrición

Hablar de cáncer implica muchas cuestiones que van desde las religiosas hasta los más altos niveles del conocimiento científico. El cáncer comprende un grupo de enfermedades caracterizada por la proliferación de las células neoplásicas que tiene varias alteraciones, incluyendo mutaciones e inestabilidad genética. Recordando un poco, las funciones celulares están altamente controladas por las proteínas codificadas por el ADN el cual esta organizado en genes y diversos estudios moleculares han puesto de manifiesto que el cáncer es el paradigma de una enfermedad genética adquirida. La función celular puede ser alterada por la modificación de alguno de los diversos procesos que implican la producción de proteínas, sin embargo, la transformación maligna requiere que ocurran dos o más anormalidades en la misma célula. Si bien, existen diversos mecanismos altamente sofisticados para la regulación, reparación y mantenimiento del ADN, la estructura básica y el orden de sus bases de nucleótidos puede mutar, y éstas mutaciones pueden heredarse u ocurrir de manera esporádica y a su vez, pueden presentarse en todas las células o sólo en las células tumorales. A nivel de nucleótidos, las mutaciones pueden ser sustituciones, adiciones o deleciones. Además, existen diversos genes que están íntimamente relacionados con el surgimiento de cáncer (oncogenes), por ejemplo, el p53, c-fms y Ras, que pueden activarse por mutaciones puntuales que originen sustituciones de aminoácidos en puntos clave o críticos en la proteína y con ello derive en cáncer.

Dicho de otra manera, el cáncer se origina a partir de la acumulación y selección sucesiva de diversas alteraciones genéticas y epigenéticas, las cuales permiten a las células sobrevivir, replicarse y evadir mecanismos de regulación poblacional como la apoptosis, proliferación y del ciclo celular permitiendo a la célula dividirse sin cesar. Éste crecimiento y acumulación de células malignas demandan nutrientes y espacio que son vitales para las células normales, ocasionando diversos desordenes metabólicos en tejidos aledaños culminando con un daño a veces irreparable en los pacientes.

Algunos microorganismos como los virus también son capaces de producir tumores (retrovirus) ya que éstos virus son portadores de oncogenes virales que insertan en el genoma del huésped.

EL grupo más pequeño de oncogenes está formado por factores de crecimiento  e incluye c-sis, que produce el factor de crecimiento derivado de plaquetas (PDGF); hst/K-fgf, productor del factor de crecimiento de angiogénesis (nuevo tejido vascular); y el int-2 que produce otros factores de crecimiento. Los receptores conocidos como proto-oncogenes incluyen los genes erb-Bl/B2, met, c-fms, kit, trk, ret y sea. Y los oncogenes que participan en la señalización intracelular son protein-cinasas como abl, fes, fgr, Ick, etc., y proteínas unidad GTP como H-, K-, N-ras, gsp y gip-2).

En los últimos años, se han descubierto muchos de los mecanismos moleculares del cáncer que quizá solo representen la punta del iceberg ya que cada día se descubren nuevos y diversos mecanismos implicados en este grupo de patologías que aqueja a buena parte de la población mundial y representa un verdadero reto para la Salud Pública.

 

Mtro. Enrique Hernández Alonso

(Visited 125 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *