Aplicación de la calidad total en la industria.

El control de calidad son todos los mecanismos, acciones y/o herramientas que realizamos para detectar la presencia de errores. La función principal del control de calidad es para mejorar el servicio, conociendo las especificaciones del producto, proporcionar asistencia al departamento de fabricación, para que la producción alcance las mejores expectativas del cliente.

Podemos deducir una serie de pasos para mejorar la calidad, empezando por la necesidad de mejoramiento, todo proceso puede mejorar, organizar la conducción de proyectos de mejora, descubrir las causas, probar soluciones efectivas y proveer un sistema de control para mantener lo ganado. De ésta forma podemos alcanzar conciencia en los procesos de la organización y podemos transmitirlo dentro de toda la empresa.

La calidad no sólo se encuentra en procesos de manufactura, sino también la encontramos en el sector salud, educación, gobierno e industrias de servicios.

Se le denomina calidad total porque concierne a la organización de la empresa y a las personas que laboran dentro de ella.

La calidad total la podemos aplicar en el control de nuevos diseños, el control de producto, el material adquirido, servicio al cliente.

En la actualidad todas las empresas sin importar el tamaño que tengan, apuestan por la calidad para volverse competitivas, ya que la globalización ha ayudado a abrir el mercado, por ende, las personas tienen mayores opciones sobre el servicio y/o producto que requieran.

Si una empresa se niega a evolucionar, corre el riesgo de perecer, aunque tenga varios años consolidada, siempre hay un área de oportunidad en cualquier proceso, sólo es cuestión de preguntarse. ¿Qué puedo mejorar?

Ing. Aracely Culebro Gómez

(Visited 5.538 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *