Como los algoritmos dominan secretamente el mundo

Empecé a escribir este artículo reflexionando sobre lo poco frecuente que pensamos en los
algoritmos a lo largo de nuestro día, hasta podría decir que casi nunca pensamos en ellos en
nuestra vida; a menos, claro, que estemos inmersos en ellos como todo aquel talento de las
instituciones educativas, organizaciones de TI y similares, y claro, aquellos que siguen
continuamente buscando cómo facilitar nuestra existencia y hacerla más interesante a través
de…los algoritmos.
Antes de continuar, quisiera señalar ¿qué es un algoritmo? A pesar de existir diversas
definiciones, me gustaría mantenerlo simple, por lo que diría que un algoritmo es una serie de
pasos organizados que describen el proceso a seguir y tienen como finalidad dar solución a un
problema determinado,En realidad, parecería sencillo, pero es mucho más complejo que eso.

Los algoritmos han tomado tal relevancia en nuestras vidas que es por ello que el título del
artículo tan acertado dice “como dominan secretamente el mundo”. Pensemos por ejemplo en ti,
un estudiante promedio que se considera único y diferente del resto, sin embargo estás más
expuesto y eres aún más conocido y predecible de lo que crees.
Cada día que pasa en tu vida brindas tanta información a diversas organizaciones, sobre la música
que te gusta, la ropa que usas, la tecnología que incluso te gustaría adquirir, en dónde te gustaría
laborar o hacer con tu vida, sobre tu familia y lo que a ellos les gusta y hacen entre otros aspectos
trascendentales. Todo esto es como oro molido para analizar tendencias y generar mayor
demanda a los productos y servicios que están en el mercado y más aún, a los que están por
lanzarse.

Tomemos por ejemplo Google, que en cuanto ingresas las palabras de tu búsqueda, va
segmentando y delimitando algunas opciones, y así va conociendo qué es lo que te interesa, que
lees y sobre esta línea te ofrece información, otro grande en el mundo de los algoritmos es
Facebook, en donde estoy segura ingresas más de una vez durante el día, compartes información,
intereses, haces uno que otro test, etc., y esta información se va guardando de tal forma que
ofrece novedades alrededor de tus intereses, de la misma forma sucede con Nelflix cuando te
ofrece otros títulos o lanzamientos similares a los que has visto, es así que todas estas
recomendaciones tienen detrás mentes brillantes que han desarrollado y programado un sin
número de algoritmos para predecir y dar un resultado que genere una experiencia en los
usuarios. Lamentablemente no todo es tan maravilloso como esto, también tienen un uso para
fines poco éticos y no tan positivos como los que mencioné anteriormente, por ello es de vital
relevancia incluso el contar con normatividad y legislación que proteja tanto al usuario como al
desarrollador de los mismos. Estamos en una era en donde la tecnología es una pieza clave e
indispensable en nuestras vidas, pero también es un arma que podría traernos consecuencias
catastróficas si se hace mal uso y se aprovecha esta información para otros fines.

Organizaciones a lo largo del mundo se están preocupando y ocupando en detonar esfuerzos
alrededor de este tema, uno de ellos es por ejemplo la Ley Federal de Protección de Datos
Personales en Posesión de los Particulares, por medio de la cual podemos proteger nuestra
información sensible, pero aún queda mucho trayecto por recorrer en cuanto a su
profesionalización.
Nosotros como parte de la comunidad Interamericana, podemos y debemos hacer también algo al
respecto. Quizá nos sucede como en otros temas de alto impacto, y pensamos ¿cómo es posible
hacer algo?, ¿yo qué puedo hacer?; pues en primera instancia podemos hacer más conciencia
sobre la información que compartimos en casa y en nuestro entorno, y sobre todo estás en una
universidad que te brinda las herramientas necesarias la cual es una excelente plataforma para
desarrollar y crear más proyectos que aporten en este sentido. Para finalizar, quiero compartirte
como mexicana el orgullo de Rubén García Ruíz, un estudiante de la carrera de Ingeniería en
Tecnologías, por la Universidad Tecnológica de la Selva (UTS) en Ocosingo, Chiapas quien fue
aceptado para realizar una estancia en la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio
(NASA). Así como él, también ¡tienes todo para que hagas la diferencia.

(Visited 109 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *