El comercio internacional ante la situación de trump

Al hablar sobre la relación económico-comercial que hoy en día atraviesa México
con los Estados Unidos, dado el actual contexto generado por las declaraciones vertidas de
parte del presidente de aquel país, se corre el riesgo de emitir opiniones cargadas de un
marcado grado de sentimentalismo nacional, que si no se tiene el debido cuidado, puede
generar un análisis simple, superficial y engañoso. Es un hecho que la relación comercial
entre ambos países desde la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte
(TLCAN) mantiene un flujo de crecimiento constante y elevado, que a final de cuentas
beneficia a las dos economías. Veamos el caso de México.

De acuerdo a las cifras publicadas en la página de la Secretaría de Economía
de México, en el año dos mil dieciséis el monto total de importaciones realizadas por
nuestro país, representado en términos monetarios, correspondió a de185.9 mil millones de
dólares, de los cuales 91.1 mil millones de dólares tuvieron como destino a los Estados
Unidos; es decir el 49% de las importaciones que realizó México durante el año dos mil
dieciséis fueron adquiridas exclusivamente de un solo país. En el tema de las exportaciones
la cuestión es aún más clara. De los 178.8 mil millones de dólares que representó en
términos monetarios el total de exportaciones realizadas por México en el año anterior,
145.9 mil millones de dólares corresponden a las exportaciones realizadas por nuestro país
a los Estados Unidos; es decir 81.58% del total de nuestras exportaciones tuvieron como
destino un solo país, los Estados Unidos.

Lejos de la retórica y falta de prudencia en los comentarios vertidos por el
Presidente de los Estados Unidos en contra de México, y de la postura adoptada por parte
del Presidente de la República Mexicana y su gabinete frente a los mismos, ¿qué opciones
tiene México en el corto, mediano y largo plazo para enfrentar la amenaza lanzada por el
presidente Trump en relación a dar por terminado el TLCAN? A largo plazo la
diversificación de mercados, buscar nuevos socios comerciales en el sistema internacional y
apoyar a las empresas exportadoras asentadas en nuestro país parecen ser las opciones más
adecuadas que dicta la teoría, pero para el caso mexicano, ¿es posible colocar el volumen
ya descrito de exportaciones que México realiza con su socio del norte en otros mercados?
¿Qué repercusiones habría en el corto plazo en las empresas exportadoras que se han
establecido en nuestro país? ¿El gobierno mexicano cuenta con una estrategia ya
determinada para hacer frente a estos retos?
Independientemente de si hoy en día nos encontramos ante los últimos días del
TLCAN o no, la necesidad de reestructurar la política comercial de México es un tema
fundamental que no se puede seguir aplazando, en espera de la benevolencia de los Estados
Unidos y de su presidente en turno. De tal manera que contar con una base de profesionales
especializados en el estudio y análisis de los factores internacionales que intervienen en la
determinación y toma de decisiones en materia comercial resulta necesario para el país, ya
sea que éstos se desempeñen en el ámbito industrial o gubernamental.
En ese sentido, la Universidad Interamericana a través de las licenciaturas de
Administración de Negocios Internacionales y Mercadotecnia, y Comercio Internacional,
pone al servicio de sus estudiantes un proceso de formación académica integral y
actualizado, el cual hace énfasis en la incorporación de herramientas tecnológicas y

modelos vigentes, con el cual se dota a los futuros egresados de los conocimientos,
competencias y habilidades necesarias para enfrentar los retos del mercado laboral.

(Visited 146 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *