LOS ANTIDEPRESIVOS CAMBIAN PERMANENTEMENTE LA PERSONALIDAD

Nutrición

En primer lugar, vamos a definir DEPRESIÓN.
La Depresión es una enfermedad clínica, médica y fisiológica que se presenta en
jóvenes, adultos y que interfiere en la vida cotidiana.
La mayoría de los individuos se pueden llegar a sentir tristes, solos, vacíos, etc., y no
por eso sufren depresión, esto es; son cortos periodos de vida y se consideran como
periodos “normales”.
La Psiquiatría la define como” un trastorno mental caracterizado fundamentalmente por
un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, asociado a alteraciones del
comportamiento, del grado de actividad y del pensamiento”: Dr. Jorge Pla Vidal
(especialista del departamento de Psiquiatría y Psicología Clínica).
La depresión se produce generalmente por la interacción de unos determinados
factores biológicos (cambios hormonales, alteraciones en los neurotransmisores
cerebrales como la Serotonina, la Noradrenalina y la Dopamina, componentes
genéticos, etc.), con factores psicosociales (circunstancias estresantes en la vida
afectiva, laboral o de relación) y de personalidad (especialmente, sus mecanismos de
defensa psicológicos).
Sin embargo, la depresión considerada como enfermedad presenta la siguiente
sintomatología:
 Tristeza sin razón aparente
 Cansancio,
 Falta energía,

 Dificultad para disfrutar las actividades cotidianas casi diariamente.
 Desanimo.
 Falta de apetito.
Aunque estos síntomas muchas veces se pueden considerar normales debido a la vida
agitada que se vive en la actualidad.
Otros síntomas de la depresión son:
 Cambios en los hábitos de sueño, como dormir poco o más de lo habitual.
 Pérdida del interés en las actividades comunes, tales como los pasatiempos
preferidos, la convivencia familiar o salidas con los amigos.
 Comer menos o más que antes, ya sea que se tenga o no hambre.
 Fuertes sentimientos de desesperación, desesperanza, o falta de autoestima.
 Dificultad para pensar o concentrarse.
 Sentimientos de culpabilidad excesiva e inapropiada.
 Pensamientos suicidas.

Existen estudios que demuestran que la depresión es una enfermedad que afecta el
cerebro cuya etiología es multifactorial; entre los factores que la desencadenan

tenemos a los genes(ADN), la química cerebral y/o factores ambientales como el
stress.
Estudios de Psiquiatría demuestran que existen 3 tipos de depresión.
1.- De origen más biológico o endógeno: con mayor componente genético y
menores factores externos. Puede aparecer de manera recurrente y tener relación con
las estaciones del año.
2.- Depresión reactiva: causada por la mala adaptación a circunstancias ambientales
estresantes.
3.- La distimia o Neurosis depresiva: caracterizada por un cuadro depresivo de
menor intensidad estando en los interiores, evolución crónica con un mínimo de 2 años,
no presenta periodos asintomáticos y sentimientos de incapacidad y somatizaciones
(buscando tratamientos a enfermedades que no se padecen). Tiene mucha relación
con la forma de ser de cada individuo y con el stress prolongado de distintas causas.
4.- La depresión enmascarada la cual se presenta con somatizaciones.
Estudios afirman que el 15% de los pacientes con depresión evolucionan a la
cronicidad.
El tratamiento con psicofármacos y con psicoterapia, pueden aliviar parcialmente o en
muchas ocasiones en su totalidad su trastorno. Cuando esto sucede; seguir bajo
tratamiento antidepresivo es recomendable siendo necesario el tiempo que el psiquiatra
considere para evitar recaídas, aunque en la mayoría de los casos es tratamiento de
por vida. (Clínica Universidad de Navarra).
Tratamiento farmacológico para la Depresión.

Los antidepresivos como fármacos son aplicados de manera frecuente en aquellos
pacientes que los necesitan causando efectos beneficiosos; sin embargo, como
sustancias químicas producen efectos adversos en nuestro cuerpo.
Estos trastornos pueden ser:
El engrosamiento de las arterias en un 5% contribuyendo al riesgo de enfermedad
cardiaca (ACV) y accidentes cardiovasculares(ACVA).
Otros trastornos o efectos secundarios de los antidepresivos incluyen el suicidio,
violencia, tendencias homicidas, Diabetes tipo 2 o Mellitus, osteoporosis, muertes
fetales, problemas del sistema Inmunológico, conversiones de la depresión unipolar al
diagnóstico más grave de la enfermedad bipolar y deterioro cognitivo.
La FDA se vio obligada a emitir una alerta de seguridad sobre los antidepresivos
Celexa específicamente informando que entre sus efectos adversos pueden causar
cambios anormales en la actividad eléctrica del corazón, ritmo anormal y ataques
cardiacos fatales.
Entre los efectos colaterales más comunes de los diferentes antidepresivos tenemos
la sequedad bucal, constipación, retención urinaria, visión borrosa Íleon paralítico,
glaucoma, confusión y déficit cognitivo.
Aumento de peso: se experimenta un aumento de peso en los pacientes que son
medicados con los diferentes antidepresivos lo cual es necesario considerar en las
pacientes mujeres y en los que padecen de obesidad.

Efectos neurológicos: temblores, convulsiones y retardos en las funciones cognitivas.
Sedación es utilizada para tratamientos de ansiedad, insomnio.
Efectos misceláneos: En forma muy ocasional se han descrito depresión de la médula
ósea, agranulocitosis, leucopenia, trombocitopenia, eosinofilia, fotosensibilidad de la
piel, edema facial, psoriasis, hipertricosis, hepatitis, epigastralgias, gingivitis y caries,
reflujo GE, ginecomastia, galactorrea, anorgasmia, síndrome lúpico, artritis,
hipercolesterolemia, hiperuricemia, hipocalcemia, glucosuria, hematuria, albuminuria,
lifadenopatías y reacción leucemoide.
Sobredosis: En algunos casos la sobredosis anticolinérgica puede manifestarse a
través de agitación, arritmias supraventriculares, alucinaciones, hipertensión severa y
crisis convulsivas. En un grado extremo, el delirium anticolinérgico con dilatación
pupilar, sequedad de mucosas y taquicardia puede constituirse en una emergencia
médica severa.
Entre los factores preventivos para la depresión y los efectos de los antidepresivos,
es recomendable la dieta balanceada y equilibrada, ejercicio y salud mental debido a
esto se considera que la depresión no es una enfermedad sistémica sino un
desequilibrio entre cuerpo y mente.
Evitar los alimentos como embutidos, procesados, aspartame y cambiarlos por frutas
verduras, ejercicio, agua sería lo más adecuado para los pacientes que sufren de
depresión y son medicados con antidepresivos.

(Visited 474 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *