Matrimonio y concubinato: ¡no es lo mismo!

Derecho

Hoy en día se que ya poca gente se casa por la iglesia y que lo común es ir a vivir juntos, hacer vida en común y procrear hijos, situación que también se refleja en concubinato. Esto es así, toda vez que el artículo 297 del Código Civil para el Estado de Puebla establece: “ El concubinato es la unión de hecho entre un solo hombre y una sola mujer, que estando en aptitud de contraer matrimonio entre sí, no lo han celebrado en los términos que la Ley señala y hacen vida en común de manera notoria y permanente, situación que sólo podrá demostrarse si han procreado hijos o han vivido públicamente como marido y mujer durante más de dos años continuos.”

No obstante, muchas personas se preguntan si se tienen los mismos derechos que en un matrimonio legalmente constituido y la respuesta es NO. El concubinato es una figura jurídica que no genera los mismos derechos y obligaciones que en un matrimonio y su artículo 298 lo advierte: Son aplicables al concubinato la siguientes disposiciones: “I.- El concubino y la concubina se deben mutuamente alimentos en los mismos casos, términos y proporciones que la ley señala para los cónyuges, mientras perdure su unión;

II.- El concubinato termina por muerte de uno de los concubinos, por voluntad de uno o ambos, o por cualquier otra causa que implique la cesación de la vida en común; III.- La terminación del concubinato o cesación de la vida en común, no origina derecho a reclamación alguna entre los concubinos, y IV.- Los concubinos están obligados a coadyuvar de manera equitativa en el cuidado y la educación de sus menores hijos, así como en el mantenimiento del hogar, sin importar si realizan actividades diferentes al cuidado del hogar y si obtienen un sueldo o ganancias con motivo de las mismas.”

De lo anterior se desprende que tendrán obligaciones y derechos mientras perdure su unión, cosa que en el matrimonio perdura aunque se hayan divorciado además de poder reclamar pensiones y demás derechos lo que en el concubinato no sucede, como se desprende del artículo en cita.

Para robustecer lo anterior, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ha establecido en diversas tesis aisladas, mismas que son la interpretación de la ley, y que han establecido las diferencias entre estas dos figuras jurídicas como el que “No puede presumirse que a los concubinos les sea aplicable el régimen de sociedad conyugal del matrimonio, pues éste implica la unión voluntaria de los patrimonios de las partes que celebran dicho acto, es decir, se hacen copartícipes voluntaria y expresamente de sus derechos y obligaciones”

De igual forma, la corte ha indicado la diferencia entre ambas figuras, haciendo hincapié en que en definitiva no son las mismas responsabilidades y derechos derivados del concubinato que de un matrimonio: “ si bien es cierto que el concubinato y el matrimonio son figuras con muchas similitudes y a las cuales nuestro sistema jurídico reconoce como fundadoras de una familia, el primero por una unión de hecho y el segundo por un acto jurídico que debe ser sancionado por el Estado, también lo es que, precisamente por las diferencias en su origen, existen distinciones en las consecuencias jurídicas de encontrarse en uno u otro supuesto, una de las cuales es la relativa a los regímenes patrimoniales imperantes en el matrimonio. Así, una de las razones para optar por el concubinato puede ser el hecho de que no se crea una relación de estado ni un entramado jurídico de obligaciones y deberes como en el matrimonio -o al menos, no todos-. Sin embargo, ello no implica obviar, por supuesto, que dicha unión de hecho, al tener la intención de formar una comunidad de vida con intención de permanencia, lleve a crear una unidad económica, no necesariamente jurídica, entre los concubinos”.

Yo le sugiero al lector que se case y se case bien, con todas las de la ley porque ante no haber un matrimonio de derecho, no se podrá exigir un derecho frente al Estado y este a su vez lo sancione.

Mtra. Daniela Galindo Dorantes / Universidad Interamericana

Conoce más sobre Derecho

(Visited 9.154 times, 15 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *