Comunicación Publicitaria

Comunicación

 

La comunicación y la publicidad son dos cosas que van prácticamente de la mano que se ayudan una la otra, por un lado, la comunicación se entiende por comunicación humana a los procesos que permiten el intercambio de mensajes que ayudan a las personas a interactuar, convivir, entenderse y comprender mejor los fenómenos sociales. La publicidad por otro lado es Comunicación persuasiva, persuadir, significa convencer a otro a través de un argumento convincente. Aplicado a los medios de comunicación deriva en los términos de publicidad y propaganda que a menudo se utilizan indistintamente , para llegar a un grupo objetivo según su posición geográfica , demográfica y crono gráfica; la publicidad básicamente se clasifica en comercial, social ,y política la comunicación juega un rol definitivamente muy importante para que el mensaje llegue correctamente al o los receptores ya que una comunicación mal realizada da lugar a un mensaje no deseado y consecuentemente no llegar a persuadir al grupo objetivo .

El principio fundamental de la comunicación es la transferencia de información por medio de mensajes, por ejemplo, la impresión óptica del mensaje visual, las vibraciones acústicas del mensaje oral, los impulsos eléctricos del mensaje telefónico, las formas visuales del mensaje escrito. Todos estos factores realmente importantes que influyen de manera diferente en las personas ya que como seres humanos únicos y diferentes no será igual , algunas personas son auditivas, sensoriales o visuales lo cual creara un diferente efecto en cada una de ellas aunque lo ideal sería llegar en los tres aspectos para que el impacto sea mayor y que tenga más acogida el mensaje y que perdure en nuestra memoria de corto plaza y de una excelente manera logrando el objetivo que quede en la memoria de largo plazo.

La publicidad es, en pocas palabras, información. Ya sea que estemos anunciando un nuevo producto o servicio, compartiendo información de precios, avisando sobre nuevos puntos de venta, o simplemente recordando y reforzando la imagen de una marca, todo tiene que ver con transmitir información. Desde tiempos pasados, la publicidad ha sido de gran ayuda en el mundo de los negocios, al promover una sana competencia entre empresas. Su objetivo principal es decirle al mundo que tenemos algo interesante que ofrecer y puede tratarse de cualquier cosa, desde un evento, una nueva línea de producto o una campaña política. Puede tomar la forma de anuncios impresos, espectaculares, radio, televisión y ahora también las redes sociales.

A lo largo de la historia, los medios de comunicación han ido avanzando en paralelo con la creciente capacidad de los pueblos para configurar su mundo físico y con su creciente grado de interdependencia. Los medios de comunicación nos acercan a la “aldea global”, en donde hechos, acontecimientos, informaciones, opiniones, etc. de todo el planeta llegan a ser conocidos de forma casi inmediata en los lugares a los que dichos medios alcanzan. El fenómeno reviste tanta importancia que, a pesar de su novedad, existe una amplia bibliografía sobre los medios, su incidencia en la sociedad, su estructura comunicativa, sus códigos expresivos y los recursos propios de cada medio. Los efectos de estos nuevos medios de comunicación sobre la sociedad han sido muy estudiados. Hay quienes sostienen que los medios de comunicación tienden a reforzar los puntos de vista personales más que a modificarlos, y otros creen que, según quién los controle, pueden modificar decisivamente la opinión política de la audiencia. En cualquier caso, ha quedado demostrado que los medios de comunicación influyen a largo plazo, de forma sutil pero decisiva, sobre los puntos de vista y el criterio de la audiencia. El tiempo es un factor muy importante ya que a medida que este mismo avanza todo cambia y evoluciona, las formas de pensar y de cómo llegar a las personas; por ende, también y esto hace su vez dificulta las cosas, pero por suerte con la ayuda de la tecnología y las nuevas actualizaciones de los especialistas podemos superar este proceso que es natural de la vida y que nos ayuda a mejorar.

Uno de los grandes gurús del marketing y la publicidad, Al Ries, cambió hace años su opinión sobre el poder de la comunicación y las relaciones públicas frente a la publicidad. De gran defensor de la creatividad publicitaria pasó a firme convencido de la capacidad de una buena campaña de comunicación.

Se da una situación curiosa: las grandes agencias de publicidad raramente se anuncian en medios. Sin embargo, todas ellas tienen un departamento de comunicación y relaciones públicas que se esfuerzan en difundir las noticias sobre las grandes campañas que han creado y los ganadores de los premios. Fíjese que los propios festivales de publicidad Cannes, San Sebastián- cómo se preocupan de que sus informaciones salgan en los medios en forma de noticia.

Desde un punto de vista muy particular, la publicidad, entendida como compra de espacios y la comunicación, como la de difundir en forma de noticias hechos o eventos interesantes, son herramientas complementarias. Algunas de las grandes marcas mundiales invierten muy poco en publicidad, a pesar de lo cual son muy reconocidas entre el gran público: Zara, Starbucks, por poner algunos ejemplos. Por el contrario, muchas son las campañas premiadas en los festivales anteriores que no sirvieron para aumentar las ventas ni un ápice. Al Ries describe incluso el caso de la famosa campaña de publicidad de una cerveza que con el título “What’s up” o “Qué paaassaaaa” ganó premio tras premio, pero sólo consiguió disminuir las ventas de la famosa cerveza. Cuando los clientes se dieron cuenta de este detalle, comenzaron a crear sus propios festivales de publicidad basados en su única premisa: la publicidad está para vender más. Así nacieron los festivales de “eficacia publicitaria”.

A veces pensamos que grandes compañías de consumo, por ejemplo, Coca-Cola, muy reconocidas por su publicidad, no hacen o no cuidan su comunicación corporativa, gran error. A lo largo de nuestra carrera profesional hemos podido colaborar y trabajar con el departamento de comunicación de Coca-Cola y hemos constatado que las relaciones públicas y la comunicación no publicitaria tiene casi tanta importancia para esa compañía como su reconocida publicidad. Así, raro es el día en el que uno o varios periódicos, radios o televisiones no hablan de Coca-Cola como patrocinador de eventos deportivos, actividades lúdicas, fiestas, etc., cuyo conjunto configura una imagen de marca -de hecho, la primera marca del planeta. La complementariedad entre comunicación y publicidad es tal que rara es la ocasión en que esta compañía no hace una presentación a los medios de comunicación de sus nuevas campañas de publicidad, con el objetivo de obtener un nuevo reconocimiento público.

Prof. Jaime Velazco / Universidad Interamericana

Conoce más sobre Comunicación

(Visited 70 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *